miércoles, 5 de febrero de 2014

Vientos de febrero


Son días ventosos fríos y lluviosos, como corresponde a febrero, pero hoy el viento ha ido barriendo las nubes apareciendo de nuevo el Sol a trozos, a ratos, cambiando los colores del mar entre zafiros y esmeraldas, las nubes volaban como ángeles, las olas rompían con fuerza contra las rocas del espigón, saltando en espuma como crines de caballos blancos. Y al atardecer han empezado a teñirse las nubes de rosas naranjas y oros con un fondo celeste.


Hoy he cambiado de escenario, al otro lado de la playa, más cerca de la Torre dels Encantats, la torre de los encantados, en la cima de la colina cubierta de cipreses pinos y el gran olivo que plantaron hace siglos, dicen, en memoria de una joven del lugar raptada por un príncipe, y de vuelta al lugar para curarse con las aguas milagrosas la dejó libre, se enamoró de un joven del pueblo, se casaron y... Es leyenda, pero me gusta ver la Torre dels Encantats en diálogo con la Torre de Collserola junto al Tibidabo, en la montaña de Barcelona, al fondo, el paisaje desde las dos ventanas que fotografiaba Paco..


Y me gusta ver la montaña de Montjuïc como una ballena queriendo devorar el mar, que tanto fotografiábamos también... Hoy el mar tan feroz con sus olas y crines parecía querer devorar a la ballena que parecía en llamas...


Y me gusta entrar en la hora azul, tan querida por los amantes de la fotografía, con las últimas llamaradas de colores de fuego antes de entrar en la noche, y desaparecer como un encantamiento, con las nubes formando un corazón, o era un encantamiento también...

El viento ruge ahora un poco más calmado, como metáfora o prolongación de duendes hadas y fantasmas que a veces discuten en mi interior... Sigo haciéndolos callar, nadie sabe aún quién ganará o perderá, o si se disiparán también por arte de magia.

Los vientos de febrero y marzo siguen siendo los más duros del año.

Texto y fotos

© EVA HUARTE

2 comentarios:

  1. Precios texte i fotografies, que oportú el cor dibuixat entre els núvols! No deixis d'escriure. Un petó Eva. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies Maria. Sí, suposo que tot depèn de la mirada del cor, com deia Exupéry :-) Un petó

      Eliminar